Herramientas de Diseño Estratégico

FODA: Es un estudio de la situación de un emprendimiento, empresa, institución, proyecto, incluso aplicable a equipos o personas. Enfoca su análisis en las características internas (Debilidades y Fortalezas) y las circunstancias del entorno (Amenazas y Oportunidades) para planear una estrategia de futuro. El objetivo del estudio es determinar las ventajas competitivas y comparativas de la empresa respecto del mercado en que se mueve.

PEEST: Este análisis identifica los factores del entorno general que van a afectar a las empresas. El término proviene de las siglas para Político, Económico, Ecológico, Social y Tecnológico.​ Se realiza al mismo tiempo que el FODA, que presenta la empresa en el marco de la planificación estratégica.

BUSINESS CANVAS: El modelo es una plantilla de descripción estratégica para el desarrollo de nuevos modelos de negocio o documentar los ya existentes. Es un gráfico visual con elementos que presentan la propuesta de valor de la empresa, la relación con los clientes, la infraestructura necesaria y las finanzas. Ayuda a las empresas a alinear sus actividades de manera más gráfica.

MAPAS DE ACTORES: Análisis que refleja de forma gráfica las conexiones entre los distintos participantes que forman parte del proceso necesario para que se brinde un producto o servicio. Incluye a proveedores, productores, competencia, consumidores y sus relaciones. Importante para la primera fase del proceso de planeamiento estratégico para estructurar la definición de las funcionalidades de la posible solución final.

INSIGHTS de INDENTIDAD: Esta es una técnica para identificar y poner en claro los conceptos profundos de la identidad de un emprendimiento, empresa u organización.  El objetivo es vislumbrar las características intrínsecas, las filosofías que las motivan, que van a definir un concepto rector que percibirán los clientes/usuarios. Los insights son los porqués detrás de las necesidades aparentes. Como si fuera un gran iceberg, los insights son para visualizar lo que está debajo del agua y lo mantiene a flote. El concepto rector sería la punta del iceberg fuera del agua, la parte visible.

PERFIL DE USUARIO (Buyer Persona): Hay tantos tipos de clientes como personas hay en el mundo. Se pueden agrupar a los clientes según afinidades e incluso nombrarlos para identificarlos. Un Buyer Persona es una ficha representativa que reúne datos generales y específicos de un cliente/usuario y aporta una visión más clara del mismo. Brinda información útil para conseguir los objetivos de la empresa, y además permite reflexionar sobre aspectos no tan evidentes y descubrir detalles para acercarse más al consumidor con novedosas propuestas, lanzamientos o promociones.

MERCADOS / TENDENCIAS (Coolhunting): Es la recolección de información sobre temas de moda o tendencias. Las búsquedas se hacen generalmente en la vía pública e internet y se desarrollan con una mirada neutral. Se intenta identificar, comprender y analizar diferentes tipos de estereotipos en la sociedad.  El trabajo se refiere a hacer predicciones sobre cambios o surgimientos referentes a la cultura del consumo y la moda. Esta información prepara a las empresas para usufructuar las tendencias sociales. Involucra distintas disciplinas (diseño, imagen, sociología, psicología, marketing, historia, etc.) que detectan las tendencias emergentes en todo el mundo y las analizan para adaptar el diseño futuro.

MAPA DE EMPATÍA CLIENTES: Es una herramienta que permite personalizar, caracterizar y conocer los segmentos de clientes. Para conseguir que un producto sea un éxito, es indispensable conocer quién es el cliente objetivo, qué problema tiene y qué solución (propuesta de valor) se le ofrecerá. Para conocer al cliente es necesario saber qué gustos tiene, que piensa, cómo actúa; para ello hay que mimetizarse con ese segmento de personas, pensar lo que ellos piensan y sentir lo que ellos sienten.

SISTEMA GENERACIÓN DE VALOR: Es un modelo acelerador del proceso de agregación de valor de productos, servicios y/o experiencias. Potencia los proyectos partiendo del concepto rector de cada organización, definiendo un sistema de generación de valor y construyendo alrededor de éste una estructura que se apoya en cuatro pilares: las características del producto/servicio principal, la forma de comunicarlo, la logística para que llegue al cliente y el resto de productos/servicios complementarios que harán más sólida la oferta.

IDENTIDAD CORPORATIVA: La identidad corporativa o identidad visual es la manifestación física de la marca. Hace referencia a los aspectos visuales de la identidad de una organización. En general, incluye un logotipo y elementos de soporte, generalmente coordinados por un conjunto de normas de uso y aplicaciones, que se recogen en un documento denominado manual de identidad corporativa. Algunas de sus funciones son: visibilizar el sentido de la cultura organizacional, construir personalidad institucional, reforzar espíritu de pertenencia y liderazgo, impulsar productos y servicios, generar opinión pública favorable, optimizar inversiones en comunicación, enfocar los esfuerzos en una misma dirección.

PLAN DE COMUNICACIÓN: Entendemos la comunicación como la oportunidad de encuentro con el otro, las posibilidades de interacción en el ámbito social, a través de ella las personas logran el entendimiento, la coordinación y la cooperación que posibilitan el crecimiento y desarrollo de las organizaciones. Tres aspectos ineludibles para definir un buen de comunicación son: la definición de la identidad corporativa (los atributos de identidad que hay que proyectar al mercado), conocer lo que el mercado percibe hoy en día de la empresa y conducir hacia la imagen ideal de la empresa (la imagen que queremos transmitir a los diferentes mercados). Debe responder a un Plan Estratégico en el que deben quedar establecidos los objetivos a los que dirigir las acciones de comunicación, con una estrategia propia y específica para cada uno de ellos.

VISIBILIDAD: Son las acciones para lograr un posicionamiento en los mercados. Se trata de gestiones específicas en los canales de difusión y se alinean al Plan de Comunicación.

BENCHMARKING: es una técnica para buscar las mejores prácticas que se pueden encontrar fuera -o a veces dentro- de la empresa, en relación con los métodos, procesos de cualquier tipo, productos o servicios, siempre encaminada a la mejora continua y orientada fundamentalmente a los clientes. Implica aprender de lo que está haciendo la competencia y adaptar las propias prácticas según lo aprendido, realizando los cambios necesarios. No se trata solamente de copiar una buena práctica, sino de efectuar una adaptación a las circunstancias y características propias.

DISEÑO DE EXPERIENCIA: Hoy las compañías que se distinguen por sobre el resto, son las que practican un modelo de relación holística centrada en el cliente, y construida sobre la base del diálogo entre las marcas y sus “seguidores”. Se trata de proyectar una experiencia total de relacionamiento con las marcas. Todos los momentos de contacto con el cliente se combinan para formar las percepciones, motivar el compromiso con la marca e influenciar la posibilidad de re-compra en el futuro.
El diseño de experiencias se basa en la identificación de los momentos de vínculo emocional entre las personas y las marcas. El diseño de experiencias se desarrolla a partir de una perspectiva altamente interdisciplinaria (Diseño Estratégico) que considera todos los aspectos del mercado y la marca: el diseño de producto, el packaging, el ambiente de los puntos de venta, hasta el uniforme, la actitud de los empleados y protocolos de atención de reclamos y servicios posventa.

VOLVER