DISEÑO DE EXPERIENCIA

Hoy las compañías que se distinguen por sobre el resto, son las que practican un modelo de relación holística centrada en el cliente, y construida sobre la base del diálogo entre las marcas y sus “seguidores”. Se trata de proyectar una experiencia total de relacionamiento con las marcas. Todos los momentos de contacto con el cliente se combinan para formar las percepciones, motivar el compromiso con la marca e influenciar la posibilidad de re-compra en el futuro.
El diseño de experiencias se basa en la identificación de los momentos de vínculo emocional entre las personas y las marcas. El diseño de experiencias se desarrolla a partir de una perspectiva altamente interdisciplinaria (Diseño Estratégico) que considera todos los aspectos del mercado y la marca: el diseño de producto, el packaging, el ambiente de los puntos de venta, hasta el uniforme, la actitud de los empleados y protocolos de atención de reclamos y servicios posventa.